El Plan de Ajuste y la realidad económica de Rocafort (I)

El pasado jueves el pleno aprobó el Plan de Ajuste que ha sido remitido al Ministerio de Hacienda y Administraciones públicas para que Rocafort pueda acogerse al Plan de Pago a proveedores. El Plan de Ajuste pondrá a cero la deuda con proveedores contraída con anterioridad a 31 de diciembre. Las medidas que contiene el Plan de Ajuste no son un plato de gusto para ninguno de los concejales del Ayuntamiento. Pero la situación económica es la que es, y nuestra obligación es solucionarla. El Plan de Ajuste que aprobó el pleno pretende desatascar la deuda municipal sin subir impuestos y sin recortar derechos. La educación y los servicios sociales son la prioridad.

¿Por qué un Plan de Ajuste?

Porque nos lo exige el Gobierno para demostrar que Rocafort va a poder pagar la deuda que tiene con sus proveedores. Los días 24 de febrero y 9 de Marzo el Gobierno de España publicó dos Reales Decretos-Ley que establecían la posibilidad de que los Ayuntamientos se acogiesen a un plan de pagos para afrontar la deuda contraída con proveedores con fecha anterior a 1 de enero. De esta manera, el Gobierno ofrecía financiar esa deuda a través de la banca y el Instituto de Crédito Oficial (ICO), con un interés cercano al 5% (los bancos obtienen el dinero al 1%) durante diez años, con dos de carencia (durante los cuales únicamente se pagarán intereses). Para poder acogerse a este Plan de Pagos, el Ayuntamiento debía emprender básicamente dos actuaciones:

1) Remitir al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, antes del 15 de marzo, una relación certificada de las facturas pendientes de pago “vencidas, líquidas y exigibles”. Rocafort envió la relación dentro del plazo establecido, totalizando 1.147.076,88 €, distribuidos en 475 facturas emitidas a 144 proveedores.

2) Aprobar en el Pleno, antes del 31 de marzo, un Plan de Ajuste que garantice que el Ayuntamiento podrá hacer frente al crédito solicitado, asegurando la estabilidad presupuestaria y estableciendo los limites de deuda y los plazos de pago a proveedores, por un período coincidente con el de amortización de la operación de endeudamiento que se prevea concertar (en el marco del Real Decreto-ley 4/2012, de 24 de febrero, que será como máximo de 10 años de duración).

¿Qué se ha hecho antes del Plan de Ajuste para solucionar la deuda?

El montante de las facturas pendientes de pago a 11 de junio, el día que tomó posesión la actual corporación, era de 1.538.544,40 €. Desde aquel día hasta hoy (3 de abril) el Ayuntamiento ha pagado 1.022.723 € correspondientes a facturas que había dejado por pagar la anterior corporación. Gastos contraídos por el anterior Equipo de Gobierno que el PP dejó por pagar. La mayor parte de esas facturas (el 66%) ya están pagadas. A 31 de diciembre el Ayuntamiento había pagado 881.926,00 €, lo que supone un 57% de la deuda encontrada. Dicho de otro modo: en los seis primeros meses de gobierno se había pagado ya más de la mitad de la deuda con proveedores existente en el momento de la toma de posesión, reduciendo en un 25% la deuda total. Las facturas se han podido ir pagando a ritmo mayor porque se han tomado medidas para contener el gasto: el ahorro en sueldos del equipo de Gobierno será de 400.000 € esta legislatura; se ha contenido el gasto corriente (telefonía, multicopistería) y se ha reducido en un tercio la factura del alumbrado público, por poner algunos ejemplos. Todas estas medidas no están contenidas en el Plan de Ajuste, porque son anteriores a él, pero si no se hubieran adoptado ya el Plan de Ajuste tendría que haber sido, necesariamente, más severo.

Esquemáticamente la situación es esta: el Ayuntamiento debe 1.147,076 € (antes 1 de enero), por lo que pide un crédito a través del Plan de Pagos y paga a sus proveedores. Para poder pagar ese crédito, aprueba un Plan de Ajuste.

¿De dónde viene la deuda del Ayuntamiento con sus proveedores?

La deuda del Ayuntamiento con sus proveedores tiene dos orígenes. En primer lugar, la demora en los pagos del Plan Confianza por parte de la Generalitat. En segundo lugar, la nefasta planificación presupuestaria de los últimos años, con tasas negativas de crecimiento de los años 2009 a 2011, negativas en 6 puntos, sin que se hayan propuesto en dicho periodo medidas correctoras. Se recaudaba cada vez menos, se gastaba cada vez más, y nadie hacía nada para corregir la situación. La consecuencia: una pelota que ha ido creciendo y creciendo hasta que hemos tenido que aprobar el Plan de Ajuste de 2012.

Si se hubieran adoptado medidas presupuestarias correctoras en ingresos y en gastos en los ejercicios 2009 a 2011, ajustando el presupuesto de ingresos a la realidad y conteniendo el disparo de los gastos, y si la Generalitat Valenciana y la Diputación de Valencia hubieran pagado a tiempo lo que le deben a Rocafort, no tendríamos que haber presentado un Plan de Ajuste. Godella, sin ir más lejos, no ha tenido que acogerse a ningún Plan de Pagos (y por tanto, no ha aprobado ningún Plan de Ajuste) porque tiene sus cuentas sanas y porque puede afrontar sus pagos a proveedores recurriendo únicamente a sus propias operaciones de tesorería. La herencia recibida en Rocafort, como todos ustedes saben, es bien distinta.

En la relación de deudas enviada al Ministerio figuran las obras ejecutadas en Rocafort con cargo al Plan Camps. Estas obras fueron ejecutadas por la anterior corporación sin conocer los plazos de pago de la Generalitat.

¿Y qué supone el Plan de Ajuste?

La primera medida de este plan de ajuste no la ha adoptado el Pleno de Rocafort, sino el Gobierno de España, presido por Don Mariano Rajoy, quien aprobó en diciembre por Real Decreto-ley un incremento el IBI de un 10% para todos los vecinos de Rocafort, pese a haber mantenido durante toda la campaña electoral que no subiría ningún impuesto. El plan de ajuste que ha aprobado el Pleno no contempla la subida de ningún impuesto para los años 2012 y 2013. En 2014 mantendremos el tipo impositivo del IBI marcado por el Gobierno de España. Además de la referida medida, el Plan de ajuste contiene otras que afectan a los ingresos, racionalizándolos, así como medidas de reducción del gasto:

  1. El incremento de la tasa del cementerio, que reportará 3.000 euros al año.
  2. La creación de una tasa para acceso a la piscina durante la temporada de verano, que podrá suponer cerca de 30.000 euros de ingresos. Los usuarios pagarán la piscina, aunque los empadronados disfrutarán de un precio subvencionado. Se ha tenido en cuenta para el cálculo de esta magnitud el número de usuarios correspondiente al año 2005, que es el último año que se cobró su acceso, como ustedes conocen.
  3. El incremento de la tasa de la grúa. En 2012 supondrá unos 1.500 € y 3.000 € en los sucesivos años.
  4. El incremento del precio público de la escuela infantil. Supondrá 22.000 €. y 56.000 € en los ejercicios presupuestarios posteriores.
  5. El incremento del precio público de la escuela de verano, que reportará aproximadamente 3.000 €.
  6. La supresión del centro de información juvenil, que supondrá unos ingresos de 18.200 € en este ejercicio y 27.000 € en los próximos.
  7. La supresión de la escuela permanente de adultos, que supondrá 4.700 € en el presente ejercicio y 7.000 € en los posteriores.
  8. La supresión del Rocabús, que supondrá 55.000 € en el presente ejercicio y 83.000 € en los ejercicios posteriores.
  9. La reducción de gastos en actividades y programas culturales durante 2012, que supondrá un ahorro de 37.000 €.
  10. La reducción de gastos en actividades deportivas durante 2012, que supondrá un ahorro de  5.000 € durante este año.
  11. La reducción de gastos en atenciones protocolarias y representativas de los órganos de gobierno, que supondrá un ahorro de 14.000 € anuales.
  12. La reducción de gastos en festejos populares durante 2012, lo que supondrá un ahorro para el Ayuntamiento de 40.000 € durante 2012.
  13. A partir de 2013, la supresión del arrendamiento de las instalaciones de la policía local, que supondrá un ahorro de más de 15.700 € anuales
  14. La supresión, también a partir de 2013, del local de mantenimiento, que significará un ahorro de más de 24.000 €.

Es necesario explicar que hemos reducido gastos en todos aquellos servicios que, de acuerdo con el Real Decreto 30/2011, no son servicios obligatorios para un municipio de nuestras características.

La supresión del centro de información juvenil, se justifica con la nueva orientación del Plan Integral de Juventud en el que trabajan ya las concejalías de Cultura y Juventud y Acción Social, incardinado en la ADL y de ámbito transversal, que tendrá tres áreas destacadas: la formación de los jóvenes, el ocio y el consumo saludables, y el acceso al mercado laboral y su específica problemática.

La eliminación del servicio de la EPA viene determinada por la obligación planteada por el RD 30/2011, que impide la contratación de personal, solamente permitiendo sacar las plazas incluidas en la última oferta de empleo del Ayuntamiento que es de octubre de 2010, y que no contemplaba ni esta plazas, la plaza de la EPA, ni, por cierto, las necesarias para la apertura de las 6 aulas de la EIM, que necesitaría como mínimo 7 profesionales para su normal funcionamiento. En octubre de 2010, cuando se publicó la oferta de empleo, ya estaba construyéndose la EIM, con sus 6 aulas, y sin embargo no se incluyeron en la oferta de empleo las plazas necesarias para su apertura. El equipo de Gobierno trabaja en una comisión conjunta con responsables del gobierno local de Godella y Burjassot para mancomunar una serie de servicios, entre los que se encuentra la EPA.

En cuanto a la supresión del Rocabús, a nadie se le escapa que es uno de los servicios más deficitarios que existen. El Grupo Socialista ya manifestó la pasada Legislatura que la creación del servicio no estaba justificado si el autobús no contemplaba las necesidades reales de todos los vecinos. Un servicio que permita a los vecinos de Rocafort trasladarse a los municipios de alrededor para ir al centro de especialidades, al campus de Burjassot y, en definitiva, a los servicios de los que somos usuarios los vecinos de Rocafort. Hoy nos encontramos con un servicio ineficaz, carísimo, y prueba de ello es el escasísimo número de usuarios que tiene.

En definitiva, el Plan va a permitir sanear nuestra economía, elaborar unos presupuestos realistas, superar los desfases contables del pasado y contribuir a la reactivación económica que es, estoy seguro, un objetivo compartido por todos los grupos políticos y por todos los vecinos de Rocafort.

Anuncios

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s