Pedir perdón

“Me gusta la gente de criterio, la que no se avergüenza en reconocer que se equivocó o que no sabe algo. La gente que, al aceptar errores, se esfuerza genuinamente por no volver a cometerlos”. La cita forma parte de una colección de aforismos que circula por la red desde hace algún tiempo, en varias versiones, bajo el título “La gente que me gusta”. No está clara su autoría, y aunque no la encontraremos en ninguno de los más de ochenta libros que publicó en vida Mario Benedetti, son muchos los que se la atribuyen. El próximo 29 de abril podremos disfrutar del homenaje al poeta uruguayo ideado por la compañía teatral a tiro hecho, dentro de la programación de la Feria del Libro de Rocafort. (La pasada edición costó 9.000 euros al Ayuntamiento, ésta les aseguro que muchísimo menos).

Pese a que el rey pone todo su empeño en inundar la actualidad informativa con asuntos que nada tienen que ver con las preocupaciones de la gente corriente, como la caza de elefantes en Botswana, su exigua declaración de la pasada semana ha sido atendida con fervor. Incluso por quienes deberían dar alguna que otra explicación, por breve que fuese, sobre algunas de las cosas que han hecho en el pasado y que podrían habernos ofendido. Ese simulacro de arrepentimiento absolutamente inocuo en que consiste pedir perdón tiene la fuerza cautivadora de la heroicidad. Nos da la medida de una cierta nobleza de espíritu que va mucho más allá –y además es más común- que otros tipos de nobleza. Evidentemente, el daño causado es irreparable, porque es un daño que tiene que ver con la humillación: la que sienten los socios de WWF Adena-España, la que sienten los alumnos universitarios, la que sienten las familias que diariamente encuentran un mar de dificultades.

Escuchar del Ministro de Justicia su propuesta de sancionar a los malos gestores (descartada por su partido) cuando bajo su gestión al frente del Ayuntamiento de Madrid han sido pulverizados todos los récords de deuda pública, da para otro homenaje. La comisión de hacienda celebrada hoy en el Ayuntamiento de Rocafort ha servido para dictaminar un buen número de propuestas de modificación de ordenanzas fiscales que, en cumplimiento del Plan de Ajuste que aprobó el Pleno el mes pasado, deberán ser debatidas por este mismo órgano en su próxima sesión ordinaria. Tras la aprobación del Plan de Ajuste, llega el momento de adoptar las medidas que aseguran su cumplimiento. Así, se propondrá al pleno la modificación de la tasa del cementerio, de la tasa de la grúa, de la tasa de instalaciones deportivas o de la tasa de aprovechamiento de instalaciones municipales. Todas estas medidas están contenidas en el Plan. Se explicará qué solución se ha acordado con la empresa que presta el servicio de transporte público para rescindir de mutuo acuerdo el contrato existente en la actualidad. Se dará cuenta y se darán cuentas: en qué situación estamos y qué medidas se están adoptando para sanear nuestra maltratada contabilidad. Se debatirán estas medidas, junto a otras, por tres motivos: la ineficaz planificación del PP en Rocafort, su gravosa realidad y la urgencia de tomar decisiones que corrijan el desfase presupuestario de 6 puntos negativos de los últimos ejercicios.

Hoy los representantes del Partido Popular en la Comisión de Hacienda han guardado silencio. ¿Podría pensarse que es su manera de pedir perdón?

Anuncios

  1. Pedir perdón, es un acto noble que engrandece al que lo solicita, pero más aún no puede haber perdón sin rectificación.

  2. es mejor que no te deban un perdón, pero menos da una piedra… Rectificar es de sabios!!

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s