El PP quiere castigar a los vecinos de Alboraya, Vinalesa y Mislata

Las deficiencias en el trasporte público metropolitano no las pueden acabar pagando los vecinos de Alboraya, Vinalesa y Mislata, ni los de Valencia. El PP quiere castigar a los usuarios de las lineas 31 y 36 de la EMT, que conectan la ciudad de Valencia con algunos municipios de l’Horta Nord, pero no es capaz de establecer una verdadera red de transporte público metropolitano. El área metropolitana de Valencia constituye la tercera aglomeración humana más numerosa de España. Madrid y Barcelona cuentan desde hace décadas con una red de transporte público que conecta la ciudad con los municipios del área metropolitana. No es el caso de Valencia.

No se puede tolerar que Alfonso Novo llame “insolidarios” a los Alcaldes de los municipios de l’Horta que pretenden evitar que sus vecinos paguen el doble por el servicio que ofrecen estas líneas. Lo que pretenden Novo y el PP es castigar a los Ayuntamientos gobernados por el PSPV-PSOE, ni más, ni menos. No se puede tolerar porque los usuarios de estas lineas “deficitarias” no tienen la culpa del calamitoso estado financiero del Ayuntamiento de Valencia.

Anuncios

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s