No cuenten con el PSPV-PSOE para el barullo

Pues no: no cuenten con el grupo socialista para sus barullos. Un pleno no es una partida de ping-pong, sino algo mucho más serio. La actitud del PP en los plenos de Rocafort es sonrojante. Su incapacidad para el diálogo, sus reiteradas acusaciones, su tono. Su desprecio hacia el público, hacia lo público, hacia el gobierno municipal, hacia la alcaldesa. Su incapacidad para proponer, para escuchar, su huida del diálogo, su pánico al debate. Su inexplicable ira.

Una actitud calculada y previsible, que pretende confundir, que pretende desviar la atención de los asuntos que realmente importan. Pero no por calculada y previsible es justificable. No cuenten con el PSPV-PSOE para sus barullos porque lo que hacen ustedes no tiene nada que ver con la política. Y desde luego, no tiene nada que ver con lo que queremos los concejales del PSPV-PSOE.

Un pleno municipal es algo mucho más serio. Por respeto a los demás concejales, pero sobre todo por respeto a los vecinos y a los votantes de su partido, el PP de Rocafort debería reflexionar sobre el papel que está jugando en la vida política local. Porque gritar en los plenos puede servirles para disimular su falta de proyecto local e incluso sus pocas ganas de abordar los problemas que afectan a todos los vecinos, pero no ha de servirles para engañar a nadie. Les falta proyecto y altura, les fallan el fondo y la forma, y les abandona la razón.

 

Anuncios

  1. Se les ha dicho por activa y por pasiva, por escrito y verbalmente, con consejos y advertencias… Nada de eso sirve. Está premeditado. Les falta educación personal y les sobran intereses pervertidos, el primero de ellos, desbaratar la acción pública.
    No hay más remedio: a la primera de cambio, expulsarlos; publicarlo a los cuatro vientos (en Madrid, desde luego, no se enterarán: tienen otros problemas) y, en tercer lugar, asesorarse bien para quitarles el dinero correspondiente. Su mala fama no les avergüenza, pero el dinero que cobran sin merecerlo sí que les dolerá.

    Por cierto, ¿cuánto y cuándo devolverán el dinero que por sentencia tienen que devolver el señor Bosch y la señora Navarro? (Me ha costado mucho poner “señor” y “señora”, pero, a pesar del asco, hay que mantener las formas).

  2. Lo que ocurre en los plenos es la intención fallida del grupo PP de convertirlos en partida de ping-pong o de tenis (valga la comparación en cuanto a provocaciones, insultos, preguntas malintencionadas, etc) pero más bien es como una partida de frontón. En el ping-pong se necesitan dos jugadores, o cuatro en todo caso. Pero en los plenos solo juega una parte, como en el frontón, que aunque sean dos equipos de dos persoas a quíen le lanzan la pelota es a una pared y rebota. Bueno, pues en los plenos tiran la bola, nunca mejor dicho, esperando el raquetazo de PSOE e IxR, y éstos se limitan a ejercer de pared, rebota sola, contestan a las sandeces de la manera más razonable y educada posible. Pero vuelve el pelotazo, así una y otra vez. Al final, el árbitro (la alcaldesa) tiene que pitar falta y expulsar al jugador, pero claro, se van todos y se acaba la partida. Tienes toda la razón, Víctor, no entráis en sus barullos, no hay que darles bola jamás. Un pleno no es una partida de nada. Y ellos siempre van a JUGAR sucio.

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s