Comienza el curso con más barracones y menos profesores en l’Horta Nord

Esta tarde la Comisión Ejecutiva Comarcal del PSPV-PSOE en l’Horta Nord mantendrá una reunión de trabajo para preparar el inicio del curso político en nuestra comarca. Un inicio de curso marcado por las deficiencias educativas que arrastran numerosos centros públicos, con menos profesores, más alumnos por aula, menos refuerzos, menos desdobles y más bajas de profesorado sin sustituir. El 9 de septiembre comienza el curso para los estudiantes de primaria y el 16 para los de secundaria sin que se hayan resuelto muchos de los problemas graves que arrastramos del curso pasado.

Los recortes en los presupuestos educativos del Ministerio y de la Conselleria suponen una disminución sin precedentes en el número de profesores en todas las etapas educativas y el subsiguiente incremento de alumnos/as por aula. Además, muchos alcaldes del PP recortan también ayudas para la compra de libros de texto y becas de comedor. Desaparecen líneas regulares de transporte público y se disparan las tasas universitarias. Y como colofón, nos encotramos ahora con un proyecto de Ley, la LOMCE, que pretenden aprobar antes de diciembre.

No se puede (no se quiere) combatir la elevada tasa de fracaso escolar reduciendo el número de profesores en todos los tramos del sistema educativo, suprimiendo desdobles y grupos de apoyo o tardando en cubrir las bajas del profesorado, o dejando a miles de alumnos sin poder cursar un programa de cualificación profesional inicial por falta de plazas. Hay que incrementar el número de plazas de FP y no vender el humo de la FP dual. Tampoco podemos hablar de educación en igualdad recortando ayudas y becas para las familias, incrementando las tasas universitarias y endureciendo las condiciones para la obtención y el mantenimiento de una beca.

forges

La situación de numerosos centros educativos en l’Horta Nord es lastimosa. El equipo de gobierno del PSPV-PSOE invirtió en Burjassot 1,8 millones y concedió licencia de obras para que la Conselleria, que es la administración competente, emprendiera las obras de construcción del nuevo CEIP San Juan de Ribera. La empresa pública CIEGSA, dependiente de la Conselleria de Educación y encargada de la construcción de nuevos centros educativos, comunica tres años después al Ayuntamiento que la licencia es innecesaria, y semanas después comunica verbalmente al centro que mientras duren las obras de rehabilitación del colegio San Juan de Ribera, los alumnos de la línea en castellano estarán escolarizados en el colegio público Villar Palasí (Infantil en dos aulas prefabricadas), mientras que los alumnos de la línea en valenciano seguirán la escolarización en las 6 aulas del colegio San Juan de Ribera no afectadas y en dos aulas prefabricadas (una de ellas ya existía como comedor de Infantil y la otra se colocará para albergar a los alumnos desplazados por la imprevisión de la Conselleria).  Los alumnos de 3 años tendrán que marcharse al colegio Ntra. Sra. de los Desamparados.

En Rocafort, el pleno municipal aprobó por unanimidad en 2.011 una moción para instar a CIEGSA a emprender una rehabilitación integral del CP San Sebastián, único centro educativo público del municipio dependiente de la Conselleria, sin que hasta la fecha se haya aclarado ningún calendario por parte del organismo autonómico. El Colegio público San Sebastián de Rocafort fue inaugurado en el año 1983. Tras 30 años, urge acometer en él reformas integrales de sus instalaciones, gravemente deterioradas por el uso tras tres décadas. Es Competencia de la Generalitat, a través de la Conselleria de Educación, asumir las obras de reparaciones generales y extraordinarias de renovación, ampliación y mejora de los centros educativos que son de su titularidad.

Los Ayuntamientos gobernados por el PSPV-PSOE están asumiendo los gastos derivados de obras de mantenimiento efectuadas para la conservación de los Colegios Públicos, pese a que debería haberlos asumido la Generalitat, única competente en materia educativa. Tampoco efectúa las remodelaciones integrales de colegios que están en situación de deterioro grave. También son los Alcaldes socialistas en l’Horta Nord los que están intentado buscar soluciones a la deficiente planificación del transporte escolar, esencial para garantizar la escolarización desde los 3 años, y los que crean bancos de libros y ayudas para las familias destinadas a la adquisición de material escolar.

Los problemas no se solucionan negando su existencia, ni atribuyendo las causas de los mismos a las leyes educativas o a la falta de esfuerzo del alumnado. La falta de dinero para el funcionamiento diario de los centros no es un problema puntual de tesorería y la existencia endémica de barracones no es producto de la avalancha de nuevos alumnos. Hace demasiados años que estos problemas son recurrentes en la Comundad Valenciana, y lo han sido en épocas de fuerte crecimiento económico. 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: