La Europa social

François Miterrrand, Olof Palme, Felipe González o Willy Brandt son algunos de los más conocidos defensores del sueño socialdemócrata de una Europa Social. De alguna manera el sueño se hizo realidad para nosotros en 1985 con la adhesión de España a la Comunidad Económica Europea. La autarquía franquista acabó con el anhelo de europeidad que reivindicaron Ortega y Gasset, Salvador de Madariaga, María Zambrano, Joaquín Costa, Pedro Laín Entralgo, Julián Marías, Miguel de Unamuno o Ángel Ganivet. Para todos ellos Europa representa la solución al “desastre nacional” y nos presentan a España como problema y a Europa como solución. Pero Europa, como España, nunca ha sido una y hoy la fractura política es más relevante que nunca. Votar en las próximas elecciones europeas supone escoger entre un modelo social o un modelo neoliberal, y del resultado de dicha elección depende en gran medida el futuro político y económico de España.

Por un lado el neoliberalismo y la Troika, ajena al juego democrático de las instituciones, es decir, ajena al Parlamento Europeo. Por otro lado el welfare state, netamente europeo, más amenazado que nunca en su historia. Por un lado los recortes y por el otro los servicios públicos. Por un lado la imposición dogmática del FMI, del Consejo y del BCE y por el otro la educación pública gratuita, la atención sanitaria y los dependientes. Las elecciones del próximo 25 de mayo tienen que servir para darle la razón (y el poder) a quienes luchan de nuestro lado, del lado de la Europa social.

No es fácil vibrar con unas elecciones europeas. La arquitectura institucional de Bruselas o Estrasburgo nos queda lejos. Existe además la tentación de castigar a los partidos locales con un voto aparentemente inocuo, si bien la composición del Parlamento Europeo determinará por ejemplo las normas para limitar la contaminación, las cuotas pesqueras y lecheras, las subvenciones agrícolas y la política agraria común, los estándares de calidad de multitud de productos que se fabrican en España, la medidas de seguridad en todos los aeropuertos o lo que pagamos a nuestro operador por utilizar el móvil cuando viajamos. Decidimos la composición de la cámara que se pronunciará sobre multitud de cuestiones relevantes desde el punto de vista económico y social, pues la entrada en vigor del Tratado de Lisboa supone la novedosa ampliación de las competencias del Parlamento Europeo, que gana así una batalla más frente a la Comisión. Una buena noticia para la Europa social y desde luego una buena noticia para los votantes, cuya elección tendrá mayor repercusión en el proceso de toma de decisiones europeo. La Europa social es también la Europa fuerte, la Europa unida y la Europa democrática.

Según el sondeo del Instituto Jaques Delors ese Parlamento Europeo será más progresista. Los socialistas ganaremos las elecciones el próximo 25 de mayo con 213 eurodiputados (actualmente 184) y el Partido Popular europeo se quedará con 209 frente a los 265 actuales. Los liberales, la tercera fuerza en Europa, sufrirán también un importante retroceso electoral y podrían quedar relegados junto a los euroescépticos moderados (conservadores también) al perder 22 de los 84 diputados actuales. Y tras ellos, una amalgama de minorías que en la práctica no ofrecen la menor posibilidad de acometer  las reformas que necesitamos de Europa para coser la enorme brecha social que pone en riesgo todo el proyecto europeo.

Las elecciones del próximo 25 de mayo definirán el rumbo de Europa en un momento grave para el bienestar de 380 millones de europeos y en especial para los 26 millones de europeos que no tienen trabajo. Uno de cada cinco europeos vive hoy en riesgo de exclusión por culpa de las recetas liberales impuestas en el Consejo Europeo por los gobiernos conservadores como el de España. Ortega y Gasset defendió la existencia de una “opinión pública europea” más allá de la conciencia nacional. Una opinión pública que tiene en su voto la herramienta precisa para poner punto y final al calamitoso dogma neoliberal.

Anuncios

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s