Una ley que genera más desigualdad y pobreza

26/02/15. Artículo de opinión publicado en El Periódico de Aquí.

Simplificando al máximo, la acción de un gobierno viene dadapor dos decisiones elementales: en qué se gasta el dinero y de quién y en quéporcentaje se recauda. Resulta ingenuo pensar que la distribución real delbienestar, de la renta y de las oportunidades no depende en esencia de este par
de decisiones. Pero la crisis financiera ha supuesto un desdoblamiento de la
personalidad económica de los países: los gobernantes elegidos tienen cada vez
menos capacidad de decisión y quienes operan en los grandes mercados, los que a
menudo marcan el ritmo de las decisiones económicas, evitan tener que ser
elegidos. En medio de esta pugna, la Comisión Europea ha llegado a plantear que
los presupuestos de los países, expresión última de ese par de decisiones
elementales que los gobiernos tienen la obligación y el derecho de adoptar,
deben ser elaborados por comités de expertos independientes.

La Ley de Estabilidad Presupuestaria, aprobada por el PP con
el voto en contra del PSOE, supone la consagración de esta escalada
deslegitimadora. Y la peor parte se la llevan los ciudadanos. Los Ayuntamientos
tienen la obligación de aprobar sus presupuestos con un superávit excesivo, impuesto
por quien tiene un déficit excesivo, porque se pretende maquillar dicho déficit
a base de ahorro neto de los Ayuntamientos. El problema es que este ahorro neto
de los presupuestos municipales impide elevar el gasto en servicios sociales,
en educación o en creación de empleo local. Por si fuera poco, se aprueba un
segundo marco normativo para limitar las competencias de los Ayuntamientos
precisamente en educación y en servicios sociales, y se impide en los
presupuestos generales la contratación de más personal por los Ayuntamientos. Se
legisla para detraer empleo público y estimular contrataciones al sector
privado más precarias y con menos derechos para los trabajadores: donde antes
había un trabajador con derechos ahora hay un autónomo que sueña con ser
mileurista, sin cobertura social, sin vacaciones y sin esperanzas. Esta ley ha
generado más desigualdad, menos oportunidades y más pobreza para muchos vecinos
de l’Horta Nord.

Anuncios

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s