30/04/2015. En el pleno de hoy el candidato del PP tiene una excelente ocasión para explicar su imputación penal por deslealtad profesional y apropiación indebida de 51.111 euros. 

Y de paso puede demostrar que el código ético de su partido, el PP, que impide la presencia de candidatos imputados en delitos penales, sirve de algo y no es un mero brindis al sol.

Parece obvio que Llácer no ofrece testimonio de ejemplaridad en la gestión del patrimonio de quienes depositan en él su confianza. Por consiguiente considero que tampoco merece la confianza de los vecinos y vecinas de Rocafort. La dedua pública del Ayuntamiento se disparó durante su etapa al frente de la concejalía de Hacienda. Ahora sabemos que los graves cargos presentados por un cliente de su despacho de abogados contra él fueron supuestamente cometidos cuando era concejal de Hacienda de Rocafort y compatibilizaba su dedicación al Ayuntamiento con sus negocios privados.

Se trata de una supuesta apropiación indebida de una elevada suma de dinero cometida por alguien que aspira a ser alcalde tras expulsar de su partido a Sebastián Bosch, precisamente por ser condenado por otro delito penal. Los mismos argumentos que en su día esgrimió para expulsarle deberían servir para presentar su renuncia hoy mismo.

Todas estas circunstancias justifican una explicación en el pleno de hoy.

Anuncios

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s