No es una cuestión privada

02/05/15. En el pleno del pasado jueves exigí al portavoz del Partido
Popular y candidato de este partido a la alcaldía de Rocafort que diera una
explicación sobre su imputación en un delito de apropiación indebida de 51.111
euros y deslealtad profesional en el ejercicio de la abogacía.

No se trata de una cuestión privada, como el PP se empeña en
mantener. Al contrario, considero que se trata de una cuestión de interés para
todos, pues los hechos se imputan al entonces Concejal de Hacienda de Rocafort
y hoy candidato del Partido Popular. Además está el código ético del Partido
Popular, que prevé la exclusión de las candidaturas a los imputados en delitos
penales.

Apropiarse del dinero de los demás de manera injustificada
es un delito grave. Y si presuntamente lo comete alguien que es concejal de
Hacienda en ejercicio y pretende ser alcalde por el Partido Popular merece sin
duda una explicación. Y esa explicación debe darse en sede municipal, en el
pleno, porque es allí donde se tratan los asuntos que nos importan a todos. Es
sencillo: la honorabilidad y la ejemplaridad de los candidatos está por encima
de todo, porque la transparencia consiste precisamente en ofrecer información
suficiente sobre asuntos que tienen relevancia en la gestión de nuestros
intereses comunes. La imputación penal por un presunto delito de apropiación
indebida de alguien que pretende gestionar los recursos públicos tiene toda la
relevancia pública y desde luego es un asunto del interés de los administrados,
que tienen todo el derecho a conocer el perfil de gestor público de quien
aspira a representarles. Por este motivo, creo que la honorabilidad y la
ejemplaridad de Alejandro Llácer están dañadas.

Por mantener estos argumentos en el pleno sufrí insultos muy
graves por parte de la concejala Carmen Fernández. No es la primera vez que
sucede. A lo largo de toda esta legislatura he escuchado en el pleno alusiones
a mi madre, a mi mujer e incluso a mi hija. Apabulla la vacuidad de su
pensamiento, si es que éste alguna vez ha existido: tú explicas por qué la
imputación de Llácer es una cuestión que afecta a todos, yo arremeto contra tu
madre…

Lamentablemente aquí no acaba todo. Cuando a la mañana
siguiente del pleno fui a arrancar mi moto comprobé que alguien había pinchado sus
dos ruedas. Resacas de un pleno en el que varios militantes del Partido Popular
increparon desde el público y en reiteradas ocasiones a la Alcaldesa o a mí
mismo. Les puedo asegurar que el episodio del pinchazo de las ruedas de mi moto
tampoco es una cuestión privada. Así son.

Anuncios

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s