El problema del tráfico en Rocafort tiene solución

Los vecinos de las calles San
Agustín, Blasco Ibáñez, Plaza de España y otras han expresado por diferentes cauces
su malestar por el incremento del tráfico que padecen desde que se acometió el
cambio de sentido en las calles Valencia y Mayor (antes sentido salida hacia
Godella, en la actualidad sentido entrada al término). Es totalmente comprensible
el malestar de quienes han visto incrementado el tráfico en sus lugares de
residencia y es evidente que el incremento en el tráfico en determinadas vías
efectivamente se ha producido. La obligación del equipo de Gobierno es buscar
soluciones. Para ello, hemos encargado la elaboración de un estudio técnico
capaz de ofrecer alternativas al actual trazado. Las decisiones que se tomen deben
partir de una visión global de las necesidades de toda la población para
asegurar la comodidad del mayor número de residentes y la necesaria seguridad
para conductores y peatones.

¿Por qué se cambió el sentido de la Calle Mayor?

Tal y como explicó el concejal
Felipe Zayas, en 2011 un informe de la jefatura de la Policía Local advirtió al
equipo de Gobierno del problema del tráfico en el acceso desde Godella, dado
que la calle José López Trigo era la única vía de acceso. Esta vía, dice el
informe, “no puede soportar el número de
vehículos que acceden desde la población vecina, lo que produce retenciones que
afectan al tráfico interior de la población. Como consecuencia de las
retenciones en la Calle José López Trigo los vehículos quedan retenidos en el
interior de la rotonda e impiden la salida de otros vehículos que circulan por
las calles que también desembocan en esta rotonda. Es necesario cambiar de
sentido la calle Valencia y la Calle Mayor, lo que ésta será la entrada junto
con la calle José López Trigo
”.

El informe insistía en que “el municipio, por la parte sur, debe contar
con dos entradas, pues en caso de cortar la calle José López Trigo, debe facilitarse
el acceso por otra vía”.

Conviene recordar las numerosas
quejas de vecinos de la calle López Trigo por el tráfico denso que padecían
hasta que se cambió el sentido de la calle mayor. Por otro lado, la
modificación del pavimento en la calle mayor y plaza mayor, estrechando la
calzada y ampliando las aceras (media que confiere al entorno una tipología
urbana más propia de una zona peatonal que de una carretera, adoptada sin
ningún informe técnico por el gobierno del PP en 2010) acarrearon las
consecuencias a las que se refiere el informe de la jefatura de la policía
local al que nos hemos referido.

¿Quién decidió cambiar el trazado de las calles Valencia y Mayor?

En noviembre de 2011 se creó una comisión
para estudiar la reordenación del tráfico, que estuvo integrada por el Jefe de
la Policía (Iván Pérez), el jefe de la oficina técnica (Miguel Marco), el
concejal de IxR José Antonio González, el arquitecto Luis María Alfonso, la
arquitecta y urbanista Pilar Núñez, la alcaldesa Amparo Sampedro y yo mismo.
Todos los miembros, sin excepción, consideramos imprescindible el cambio de
dirección de las calles Valencia y Mayor, basándonos en los informes técnicos. Durante
varias sesiones de trabajo pudimos escuchar la opinión de los técnicos y
decidimos cambiar el trazado de ambas calles. Fue la comisión quien mandató a
la Alcaldesa para iniciar las conversaciones con la Diputación con el objeto de
revertir el sentido del tráfico en dichas vías.

Conviene señalar que a todas las
sesiones se invitó al portavoz del Partido Popular (el otro grupo con
representación municipal en la anterior corporación) quien declinó participar
en dichas reuniones.

El actual trazado, ¿es definitivo?

No. El concejal de Seguridad
Ciudadana, Felipe Zayas, detalló en el último pleno las características
generales del Plan Integral de Movilidad Urbana (PMU) de Rocafort. La redacción
de dicho plan comenzará en los próximos días con la ayuda de la Diputación de
Valencia y tendrá una duración máxima de cuatro meses, por lo que, como tarde,
deberá estar listo en el mes de abril. Felipe Zayas ha reiterado que lo que queremos
es oír la opinión de todos los vecinos, estudiar las diferentes alternativas y
someter la decisión final a criterios técnicos. Por consiguiente, la solución a
las diferentes demandas vecinales vendrá de la mano de dicho estudio técnico.

De ningún modo vamos a tomar una
decisión que no tenga una justificación técnica. Y esto significa que el actual
trazado puede sufrir modificaciones, si esto es lo que determina el estudio
técnico.

Pueden ustedes conocer el debate
en el pleno relativo a este asunto
.

Anuncios

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s