Dictaduras domésticas

Amèlia se enfada porque no dan Frozen en la tele. Una vez
más, intento explicarle que no podemos hacer nada. Incrédula, señala el mando a
distancia. Recorremos otra vez todos los canales, nada de Frozen. Se gira y da
la espalda a la tele. “Papá, quiero tobi” (así llama al móvil). Apagamos la
tele. Ella ve Frozen en Youtube, yo pongo algo de música y releo la prensa en
la tableta. Es la paz. Completamente viernes.

Los niños de hoy no ven la televisión. La pasada semana, en el
seminario organizado por el PSPV-PSOE “Redes Sociales y Comunicación 2.0”, la
responsable de gestión de comunidades online del diario Levante-EMV, @MirianReyes, afirmaba que en algunos países los padres comienzan a castigar
a sus hijos a ver la televisión. Es un castigo cruel: someterlos a la dictadura
de los programadores.

Anuncios

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s