Discurso de investidura

Rocafort, 30 de julio de 2016

Muchas gracias,

Es un verdadero honor dirigirme a todos ustedes como Alcalde de Rocafort y es un honor hacerlo además rodeado de tantos buenos amigos y buenas amigas que han querido acompañarnos.

Un saludo muy cordial al Molt Honorable President Joan Lerma, Vicepresidente del Senado, a la Honorable Consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Carmen Montón, Al Honorable Conseller de Hacienda y Modelo Económico, e hijo de Rocafort, Vicent Soler, Ex alcaldes, Paco Soler, Sebastián Bosch, Vicesecretario General del PSPV-PSOE, Alfred Boix, al Síndic portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes Valencianas, Manolo Mata, al Director General de Administración Local de la Generalitat, Toni Such, Portavoz del Grupo Socialista en la Diputación de Valencia, Pablo Seguí, exsecretario general de la Unión General de Trabajadores, Rafael Recuenco, Alcaldes de Burjassot, Rafa García, de Vinalesa, Julio Martínez, de Gilet, Salva Costa, de la Pobla de Farnals, Enric Palanca, de El Puig de Santamaría, Luisa Salvador, de Ribaroja, Robert Raga, de Moncada, Amparo Orts,  Concejales de diferentes municipios, Directores Generales, Diputados y Diputadas, y especialmente, vecinos y vecinas de Rocafort, amigos y amigas, muchas gracias por estar hoy con nosotros.

Me van a permitir que estas primeras palabras sean de gratitud hacia el trabajo que durante todos estos años ha desempeñado Amparo Sampedro como alcaldesa de Rocafort. Gratitud y satisfacción, porque para mí ha sido y es un honor haber formado parte en varias ocasiones de un gobierno local presidido por ella.

Amparo Sampedro es para muchos de nosotros un ejemplo de trabajo, de honestidad y de vocación de servicio público y es, además, un verdadero estímulo para mí y para mi grupo.

Hace apenas dos semanas Amparo hablaba desde aquí para decirnos que había tomado la decisión de dejar la Alcaldía de Rocafort, y desde este mismo sitio quiero hoy darle las gracias, en nombre de la corporación municipal, por sus esfuerzos y por sus desvelos de todos estos años. Como también quiero dar las gracias a Pilar Núñez y a Carlos Errando.

Pilar es, además de una amiga, una trabajadora incansable y tengo que darle las gracias por todo lo que he podido aprender de ella en estos años.

Por supuesto, quiero también agradecer a los concejales de Independents per Rocafort, José Antonio González, a quien además quiero transmitir un caluroso saludo en unos momentos difíciles para él, al concejal de Compromis, Eduard Comeig, y de Guanyem Rocafort, Sonsoles Giner, agradecerles a todos ellos el apoyo a la candidatura presentada por el Grupo Socialista en el día de hoy y en definitiva la confianza depositada en mi persona.

Y quisiera también testimoniar el reconocimiento al valioso aporte que desde el grupo socialista significan Felipe Zayas, Paco Dami y Julia Cañizares.

Y por supuesto, también mi reconocimiento a los concejales del Grupo Popular de Rocafort y del Grupo Municipal de Ciudadanos.

A todos ustedes quiero transmitirles un deseo: ojalá no defraude nunca la confianza que hoy han depositado en mí.

Me tengo por una persona valiente, y quiero decirles que el único miedo que albergo es, precisamente, el miedo a defraudarles a todos ustedes.

Pondré todo mi empeño en construir desde hoy un gobierno plural y permeable para que, juntos, logremos que Rocafort sea, día a día, un pueblo más habitable y más amable.

Sé bien que ustedes, señores y señoras concejales, que dan con su voto inicio a la formación de un nuevo gobierno, sienten como yo la enorme satisfacción que comporta asumir este proyecto coral en el que el único protagonista es y debe seguir siendo el pueblo de Rocafort.

Las elecciones municipales de 2015 dibujaron un pleno plural. El más plural de nuestra democracia. Somos 13 concejales pertenecientes a 6 grupos políticos. El pueblo quiso con su voto que fuéramos nosotros quienes articuláramos mayorías para lograr avances. Y nuestra obligación es hacerlo. Nuestra obligación es dialogar, acercar posiciones y alcanzar acuerdos.

Sin duda, tenemos visiones de Rocafort distintas. Tenemos puntos de vista diferentes en cuestiones importantes. Pero esta situación no es un obstáculo. Esta situación es una oportunidad. Vamos a demostrar en los próximos años que el consenso es mejor para seguir avanzando que la ruptura. Vamos a demostrar que un gobierno de siete concejales puede generar más empleo, más riqueza y más bienestar para Rocafort. Vamos a demostrar que podemos funcionar como un todo bien articulado. Tenemos la oportunidad de demostrar que de los retos y de las situaciones complejas, nacen las mejores ideas y los mejores proyectos.

Como escribió Jaime Gil de Biedma, más allá del santo y de la seña, seremos estos años compañeros de viaje. Hemos demostrado que somos capaces de llegar a acuerdos y pronto traeremos a este pleno un proyecto de presupuestos que merezca el voto favorable de la mayoría.

Manolo García cantaba aquello de que nunca el tiempo es perdido, y sinceramente creo que no hemos perdido el tiempo en estos últimos años. Rocafort ha avanzado mucho y deprisa. Hemos avanzado en calidad de nuestros servicios públicos. Hemos avanzado en bienestar y en protección para las familias que necesitan más atención por nuestra parte. Hemos avanzado en transparencia y en participación. Hemos pagado nuestra deuda y hemos logrado establecer prioridades sensatas en el gasto.

Y queremos seguir avanzando. Rocafort necesita seguir avanzando. Y para seguir avanzando debemos sumar más voces, más argumentos y más ideas. Es el momento de trabajar en equipo para garantizar los servicios básicos a los vecinos sin recursos. Es el momento de trabajar por todas esas familias que no entienden cómo este pueblo es el más rico de la Comunidad Valenciana y sin embargo ellos tienen tantas dificultades para pagar suministros básicos como la luz o el agua. Vamos a trabajar duro para que las 100 familias que en Rocafort están en el umbral de la pobreza tengan garantizado un bienestar mínimo. Vamos a trabajar duro para que haya menos diferencias entre los vecinos y las vecinas de Rocafort.

Es el momento de ampliar la bolsa de empleo social para que más vecinos tengan trabajo, de mejorar nuestros parques y jardines, de buscar el consenso para aprobar nuevas inversiones sostenibles, de activar programas educativos novedosos para estimular la lectura en los niños y niñas, de dotar a la casa de la cultura de más medios, de contar con la participación de las asociaciones en los proyectos culturales o de implicar a más vecinos en nuestras fiestas y tradiciones.

Es el momento de repensar el tráfico urbano para que más vecinos ganen en calidad de vida. Es el momento de apostar por nuestro comercio y de fomentar que también quienes viven en las urbanizaciones hagan sus compras en su pueblo. Es el momento de hablar con todos y todas, desde Santa Teresa hasta la calle Valencia, para vertebrar un municipio más compacto, más solidario y más humano.

Para que Rocafort se parezca cada día más a ese pueblo amable y apacible en el que todos pensamos cuando cerramos los ojos, es necesario el esfuerzo y el concurso de todos. De este alcalde y del nuevo equipo de gobierno que nombraremos el lunes con representantes de todos los grupos de la izquierda en este pleno.

Queremos un gobierno de 7 concejales fuerte y compacto. Somos un equipo y queremos jugar en equipo.

Y necesitamos también las aportaciones de los 4 concejales del Partido Popular de Rocafort, y de los 2 concejales de Ciudadanos.

Queremos también la complicidad y la energía de los colectivos vecinales y culturales, de los excelentes técnicos y funcionarios que tiene nuestro Ayuntamiento.

Contamos con la valiosa profesionalidad de la policía local de Rocafort, con un excelente jefe al mando como es Iván Pérez, una policía local que desarrolla día y noche un servicio público ejemplar del que me siento especialmente orgulloso. Necesitamos el buen hacer de los habilitados nacionales, Jorge Cuerda, Juan José Saura Quiles y Vicente Igual. Y de todos y cada uno de los trabajadores y trabajadoras del Ayuntamiento de Rocafort y de sus representantes en la mesa general de negociación, que cumplen con lealtad y profesionalidad una importante labor que quiero agradecer hoy también.

Necesitamos que nuestra Escoleta siga siendo un referente de calidad y excelencia educativa y contamos con las ganas, el empuje y la profesionalidad de las profesoras de la Escoleta Municipal de Rocafort a quienes vamos a acompañar en todos sus objetivos. Y contamos con la alegría, la amabilidad y la bonhomía de todos y cada uno de los vecinos y vecinas de Rocafort.

Éste es el equipo. Un equipo ganador. Un equipo para darle la vuelta a las dificultades, y generar sinergias y consensos.

Nací en este precioso pueblo hace casi 40 años. Como todos en mi generación, he podido ver cómo mejoraba nuestro entorno. Mi abuelo, el doctor Vicente Bueso, compró una casa aquí en hace ya muchísimos años.

Mi generación ha visto cómo se ganaban espacios públicos como la Plaza de España o el Parc de la LLum.

Mi generación ha visto cómo se fundían el pueblo y la colonia de antes, cómo ahora Rocafort es un municipio más integrado, cómo hemos avanzado para bien en muchos sentidos.

Hemos visto cómo mejoraban las comunicaciones con Valencia, gracias también al esfuerzo y la implicación de otras administraciones públicas.

Cómo crecía nuestro tamaño, cómo llegaban nuevos servicios. Hemos visto cómo Rocafort se ha transformado y ha mejorado, y al tiempo ha sabido preservar su encanto singular y sus diferentes particularidades.

Todos estos avances han sido una realidad gracias a la labor modernizadora emprendida por Alcaldes como Floreal Silvestre y Paco Soler. Buenas personas de nuestro pueblo que dieron y dan lo mejor de sí mismos para que Rocafort sea hoy un entorno urbano más amable.

Gracias al buen hacer de estos buenos alcaldes, disfrutamos de un urbanismo amable. Hemos sabido proteger nuestra huerta, una huerta de la que nos sentimos orgullosos y que forma parte de nuestro patrimonio y de nuestra identidad como pueblo.

Como diría Vicent Andrés Estellés, somos un pueblo alegre, unido y combativo, el mismo pueblo alegre, unido y combativo que escogió Antonio Machado para vivir, justo antes de partir definitivamente hacia el exilio.

Antonio Machado nos dejó escrito un texto maravilloso sobre nosotros. Antonio Machado escribió: “Esto es hermoso, muy hermoso. Es como un paraíso, sobre la huerta flamean todos los verdes, todos los amarillos, todos los rojos, el agua roja de esas venas surca graciosamente y abastece el cuerpo de esta tierra. ¡Cuánto ha debido laborar el hombre para conseguir esto!”

Y sí, hemos tenido que laborar mucho para conseguir esto. Somos un pueblo abierto y dinámico, que quiere preservar su entorno y proteger nuestro fabuloso patrimonio ambiental.

Y sí, como notaba Antonio Machado, hemos tenido que trabajar duro para conseguir el Rocafort que hoy disfrutamos.

Y somos también un pueblo tranquilo. Sabemos que nuestra mayor riqueza es el carácter amable y apacible de nuestra gente.

Nuestra riqueza es la de vivir en un pueblo que invita a pasear. Que invita a perderse por sus plazas y por sus calles. Un pueblo que invita a la conversación en sus rincones, un pueblo hospitalario que se abre a sus visitantes. Un pueblo que invita a comprar en sus pequeños comercios.

Todos ustedes, vecinos y vecinas de Rocafort, quienes han nacido aquí y también quienes han escogido vivir aquí, todos los Rocafortanos de nacimiento y de elección, todos por igual, tienen también una misión: ustedes tendrán que juzgar si este gobierno y este alcalde han sabido estar a la altura de sus expectativas. Ojalá sea así, ojalá estemos a la altura de sus necesidades.

Señoras y señores concejales, vecinas y vecinos, Les emplazo a un reto apasionante: el de aparcar nuestras diferencias y coser nuestro pueblo para que los que tenemos la suerte de vivir en Rocafort, para que todas nuestras familias, seamos, cada día, un poco más felices.

Estoy convencido de que lo vamos a lograr juntos. Muchas gracias por su atención, mucho ánimo, y muchísima suerte.

Anuncios