Empezamos el curso con nuevos proyectos para Rocafort

El verano se queda atrás y el otoño trae nuevos proyectos. Las obras en Casa Bou comienzan y en primavera podremos utilizar las nuevas instalaciones. El lunes próximo firmamos el contrato para empezar cuanto antes. Nos hemos retrasado algunos meses porque hemos preferido esperar para optar a una subvención de fondos FEDER que nos permitirá ahorrar la mitad del coste de ejecución de la obra, en torno a 900.000 euros.

Se trata de un edificio emblemático que nos identifica desde la huerta y su recuperación para uso público enriquece nuestro patrimonio paisajístico y cultural. Hemos logrado financiación de la Unión Europea para acometer este proyecto, que albergará nuevos servicios municipales, como el nuevo punto de información turística.

También vamos a remodelar algunos tramos de acera de la Avenida Blasco Ibáñez, muy deteriorados, y trabajamos para poder empezar pronto con las obras del nuevo acceso desde la carretera de Bétera a la Avenida Cortes Valencianas.

Este trimestre acometeremos además la segunda fase de la construcción del almacén municipal ubicado en El Bovalar lo que nos permitirá utilizarlo de manera estable, con un notable ahorro: el ayuntamiento ya no tendrá necesidad de arrendar el actual almacén ubicado en la calle Ausiàs March. Y seguiremos invirtiendo en la mejora de la seguridad vial, entre otras actuaciones. Vamos a mejorar la seguridad en el acceso desde Godella por la calle Valencia y vamos a instalar más badenes reductores de velocidad en numerosos tramos del municipio.

Creamos empleo local y mimamos nuestros servicios sociales. El gasto corriente y las inversiones se acometen sin contraer deuda: solo gastamos lo que ingresamos. Rocafort no tiene deuda pública y nuestro nivel de inversión crece año tras año, al igual que nuestros servicios públicos. Este año hemos recibido más subvenciones de la Generalitat y de la Diputación de València.

Les deseo un feliz inicio de curso, lleno de nuevos retos para mejorar nuestro municipio.

 

Anuncios

14/02/14. ¿Por qué el tándem PP-IxR se opone a instalar un foto-rojo que reduzca el riesgo de accidentes en las inmediaciones del CP San Sebastián y Casa de Cultura? Dicen que defienden a los vecinos, pero lo que hacen es defender a los que saltan las normas de tráfico y bloquear la instalación de un dispositivo que da más seguridad a los alumnos del CP San Sebastián y sus familias.

El pasado 30 de enero el Ayuntamiento de Rocafortpropuso en el pleno municipal instalar un foto-rojo para conseguir que losconductores respeten las fases del semáforo ubicado entre la Calle Mayor y la
Calle Valencia, en las inmediaciones de La
Casa de la Cultura y el C.P San Sebastián. Lo propusimos para que los
conductores reduzcan la velocidad y los peatones puedan
cruzar la calle con más seguridad, especialmemente en las horas de entrada y
salida del colegio público San Sebastián,
cuando hay afluencia de niños y niñas en ese tramo
de la vía y pueden darse situaciones de riesgo. Esta medida de seguridad vial
no se aprobó finalmente en el pleno, ya que PP e IxR votaron en contra.

El dispositivo que rechazó el pleno (únicamente votó a favor el PSPV-PSOE) detecta la
infracción cometida y toma una fotografía para después emitir una sanción al
responsable. No se trata de pillar a nadie, puesto que la
propuesta consiste en señalizar de manera visible el dispositivo del foto-rojo.
Lo que pretendemos es eliminar situaciones de riesgo en las inmediaciones del
colegio público y por eso pedimos instalar un sistema que asegure que todos
vamos a respetar las señales de tráfico y habrá menos peligro para los alumnos
del CP San Sebastián y los usuarios de la casa de la cultura.

El PSPV-PSOE hizo esta propuesta tras conocer un informe del inspector jefe de la
Policía Local en el que se alertaba sobre el riesgo de accidentes en la zona.
Para estudiar la situación antes de proponer una solución al Pleno, el equipo
de Gobierno ordenó la instalación de un un foto-rojo en periodo de prueba de un
mes con la finalidad de medir la frecuencia de paso de vehículos y disponer de
datos sobre el número de infracciones que se producen al día. Los resultados indican
que de una media diaria de 726 vehículos, 27 hacen caso omiso del semáforo en
rojo.
Además, el mayor número de estas infracciones se cometieron entre las
12:00h y las 18:00h, cuando mayor afluencia de peatones hay en la zona y coincidiendo
con los horarios de entrada y salida de los niños del colegio.

La consecuencia de que muchos de los conductores no
respeten el semáforo en rojo ubicado entre estas dos vías es que, al no parar,
circulan con exceso de velocidad por una curva cerrada muy transitada, donde se
encuentra la Casa de la Cultura y el C.P. San Sebastián, provocando con ello un
riesgo para los peatones que cruzan la calle. Por este motivo el equipo de
Gobierno lamenta que no se haya aprobado la iniciativa
y considera necesaria la
implantación de un mecanismo que disuada a los infractores de penetrar en la
vía a mayor velocidad haciendo caso omiso de las señales.